Saturday, Sep 19, 2020
HomeAquí nos tocó vivirMaya el Agave de 38 pies de Garfield Conservatory murió hoy

Maya el Agave de 38 pies de Garfield Conservatory murió hoy

Adiós Maya

Efectivamente, es triste la noticia pero es cierta. Maya ya no esta con nosotros.
La que alguna vez fue el principal centro de atracción para los visitantes al Garfield Park Conservator ha partido a mejor vida. Su ciclo concluyó, y para recordarle y honrarla, a continuación te dejamos un resumen de su historia, y algunas fotos.

La majestuosidad de Maya

 

En la cultura azteca, la diosa Mayahuel representaba la fertilidad y la planta de agave, convirtiéndola en un nombre apropiado para el majestuoso agave americana de décadas que creció en el centro de la habitación del desierto en el Conservatorio Garfield Park.
Mayahuel, o Maya, se elevó sobre los cactus y otras plantas en la habitación del desierto del invernadero. Con más de 38 pies de altura y unos 60 años, el robusto quiote de Maya,  estaba listo para florecer y reproducirse, se asomó por una abertura en el techo del invernadero. En abril se retiró una placa de techo de vidrio cuando la planta creció 7 pulgadas en un solo día.
En el ciclo de vida de la planta de agave, el crecimiento del quiote y la posterior floración solo ocurre una vez, dijo Ray Jorgensen, floraculturalista y cuidador de la habitación del desierto. Después de que florecen, la planta comienza a morir. El agave americana se conoce comúnmente como la planta del siglo, ya que florece una vez en su larga vida.

El espécimen floreciente de «planta del siglo» en el Conservatorio Garfield Park tiene entre 55 y 60 años.

 

Te puede interesar: Los 15 restaurantes más románticos de Chicago

Maya el agave florece solo una vez en toda su vida

Poniendo toda su energía en la espesa lanza en forma de espárrago que se dispara desde el centro de sus enormes hojas espinosas.

Maya en sus mejores días

Su lanza se hizo tan alta este año que partes del techo de vidrio tuvieron que ser removidas para permitirle crecer más allá de la altura del techo.

Asomando por encima del invernadero, las intensas flores amarillas de Maya brotaron de sus capullos, liberando un aroma dulce y almizclado para atraer a los polinizadores para su única oportunidad de esparcir sus semillas. Es una vista increíble, dijo el floricultor Ray Jorgensen, quien dijo que es un momento agridulce saber que la hermosa exhibición es la culminación de toda la vida de la planta antes de que fallezca.

“La planta mide 8 pies de alto y la inflorescencia mide unos 38 pies de alto. … Es especial, de alguna manera monumental, solo para que explote en su canción de cisne con todas las flores «, dijo Jorgensen.

 

Asi es, pues como se dan cuenta, hoy fue el fin de Maya, el agave del Garfield Conservatory la vamos a extrañar.

Sin duda un ejemplar unico, y muy atractivo. Quienes tuvimos la oportunidad de conocerla daremos cuenta de lo majestuosa e imponente planta que se veía salir desde el piso desértico hasta mas allá del cristal con el que esta recubierto el invernadero.

Chicago nombrada la

amadis.sc@gmail.com

¿Te gustó este artículo? Genial!

Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT